lunes, 2 de julio de 2018

¿DE QUIÉN ES LA INDEPENDENCIA?


  

Junqueras censura “los discursos excluyentes” del independentismo


“Nosotros no somos la fe de los conversos", proclama el líder de Esquerra desde la cárcel







En el nuevo tiempo político abierto en España y que permitirá afrontar de otra manera la situación política catalana, Oriol Junqueras ha querido este sábado marcar distancias con la radicalidad del independentismo y cargó contra “los discursos excluyentes” por entender que solo suponen “una vuelta al autonomismo”. En una carta escrita desde la cárcel y leída en la conferencia nacional de Esquerra, Junqueras rechazó también “cualquier lección de patriotismo y dignidad”.

Unos 1.200 militantes participan este fin de semana en la conferencia nacional de ERC que se celebra en L'Hospitalet de Llobregat bajo el lema Fem república (hagamos república). Era la misma expresión de la ponencia marco que se aprobará, aunque fue modificada por el título de Ara (Ahora), la república catalana.

Más allá de los enunciados, el partido quiso darse un baño de autoestima en el que probablemente es su peor momento desde la restauración de la Generalitat: el presidente de Esquerra, Oriol Junqueras, está en prisión con graves cargos; la secretaria general del partido, Marta Rovira, huyó a Suiza, y dos exconsejeros de la Generalitat, Raül Romeva y Dolors Bassa, también están encarcelados, al igual que la expresidenta del Parlament, Carme Forcadell.

La carta de Oriol Junqueras ha sido leída por el diputado de ERC en el Congreso Gabriel Rufián, en un ambiente emotivo. “Ningún partido ha dado tanto para llegar a la libertad y ninguno está pagando un precio tan alto. Y pese a ello, hemos tenido que aguantar infamias y acusaciones de todo tipo”, escribió el líder de Esquerra, que en los últimos meses ha recordado que él está afrontando el proceso judicial tras la declaración de independencia del 27 de octubre. Junqueras nunca lo ha dicho, pero la asociación de ideas que se hace es que Carles Puigdemont, el presidente de la Generalitat de entonces, huyó a Bruselas después de aquel día.





Sin renuncia a la vía unilateral


La conferencia nacional de Esquerra aprobará este domingo la ponencia estratégica que deja abierta la puerta a la vía unilateral para encarar la situación catalana. El redactado inicial apostaba por la bilateralidad y establecer una relación negociadora entre el Gobierno de España y la Generalitat, pero en el trámite de enmiendas se corrigió el borrador. Marta Vilalta, portavoz de Esquerra, ha recordado este sábado en su intervención que el partido no renuncia a “ninguna vía democrática y pacífica” para hacer efectiva la república catalana que reclama el independentismo.

En otro momento, Junqueras ha alertado contra “los discursos maximalistas excluyentes que solo implican una vuelta al autonomismo” e insistió en la necesidad de “ensanchar la base social” del independentismo, una de sus fijaciones políticas junto con la de no diferenciar a los catalanes por la lengua que hablen o el lugar de nacimiento.

“Hemos sido los únicos que hemos sumado, nosotros no somos la fe de los conversos”, dijo en otro momento, en lo que se entendió como una invectiva contra el PDeCAT, los herederos de la extinta Convergència, un partido que nunca fue independentista, pero que acabó abrazando esta reivindicación. “Ninguna, ninguna lección de patriotismo ni de dignidad”, escribió Junqueras, antes de apuntar que fue Esquerra el partido que “tuvo que cargar con todo el trabajo y la responsabilidad a la espalda en julio —de 2017— para salvar el 1 de octubre”, día de la celebración del referéndum.

Fue otra crítica al partido de Puigdemont, pues la portavoz del PDeCAT, Maria Senserrich, replicó poco después. “El 1 de octubre fue mérito de todos, este es el espíritu que debemos preservar. Por esto hay personas de todas partes que lo están pagando con la represión, la cárcel y el exilio”, dijo en Twitter.

“Hicimos una campaña electoral con nuestro jefe de filas en la cárcel”, recordó Rufián antes de volver a la carta de Junqueras. “Hemos alargado la mano a los que luchaban frente a la adversidad, hemos trabajado para formar gobierno en Cataluña y para hacer caer al Gobierno español”, insistió el líder de ERC, antes de recurrir a otro clásico de su discurso: Esquerra es un partido con 87 años de historia y “las manos limpias”.

Rufián evitó cualquier crítica al Gobierno de Pedro Sánchez, aunque sí cargó contra el PSC por impulsar una moción de censura en la ciudad de Badalona para desalojar a la alcaldesa Dolors Sabater, y calificó a Ciudadanos como “el frente nacional naranja”. “Ciudadanos no es la representación de los trabajadores murcianos, gallegos o extremeños que llegaron hace 50, 60 ó 70 años, es la representación de los señoritos que les echaron a patadas”, proclamó Rufián.

No response to “¿DE QUIÉN ES LA INDEPENDENCIA?”